Descubriendo San Bartolomé en Murcia con tu coche de alquiler en el aeropuerto

San Bartolomé , también llamada San Bartolomé-Santa María es una iglesia parroquial tradicional del centro histórico de la ciudad de Murcia , cuyos orígenes se remontan a la Reconquista aunque el edificio actual es una mezcla entre la primitiva fábrica del siglo XVII y las profundas reformas que, dando comienzo a finales del siglo XVIII, se prolongaron durante gran parte del siglo XIX. Guarda un importante patrimonio escultórico en su interior. Es una buena opción si deseas sacar el máximo partido a tu coche de alquiler en el aeropuerto de Murcia que puedes contratar a precios muy económicos en nuestra web.

Vídeo de descubriendo San Bartolomé en Murcia con tu coche de alquiler en el aeropuerto

Esta parroquia aparecía censada ya en los repartos del rey Alfonso X en el siglo XIII y su primitivo inmueble debió ocupar una antigua mezquita musulmana del siglo XI. Por tanto, estamos ante una de las parroquias históricas de la ciudad de Murcia. Situada en pleno centro de la medina medieval. La mejor opción es trasladarte hasta la zona con tu coche de alquiler en el aeropuerto para después pasear por esta zona histórica. La belleza del lugar la puedes descubrir en este artículo.

Fue en el transcurso del siglo XVII cuando se demolió el inmueble anterior para realizar una iglesia nueva. En este edificio fue bautizado el 21 de octubre de 1728 el Conde de Floridablanca , eminente estadista español.

Sin embargo, de la iglesia del siglo XVII se conservan pocos elementos para que a finales del siglo XVIII dio comienzo la construcción de una nueva parroquia de San Bartolomé, el origen de la iglesia que actualmente podemos contemplar. Sin embargo, las obras de este tercer templo pronto quedaron detenidas. En 1.821 sólo estaban concluidos el ábside y la nave del crucero , además de la portada lateral.

La nave central y la fachada principal fueron llevadas a cabo entre 1879 y 1883 y son obra del arquitecto Justo Millán, en estilo ecléctico con reminiscencias historicistas.

La iglesia de San Bartolomé es la sede histórica de la Cofradía de Servitas -donde se encuentra está su, recientemente restaurada, capilla neoclásica de finales del siglo XVIII-, y desde 1884 también es sede de la Cofradía del Santo Sepulcro – aunque entre 1846 y 1866 también residió en este templo-.

Durante la Guerra Civil la iglesia fue saqueada, perdiendo numerosas obras de arte – esculturas y retablos -, como el antiguo titular del Sepulcro. Sin embargo, gracias a la Junta de Protección del Patrimonio Artístico de Murcia organizada por el alcalde republicano de Murcia Fernando Piñuela, pudieron salvarse numerosas obras maestras que hoy en día siguen contemplándose en San Bartolomé.

 

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *